Los sonidos de la Filarmónica de Viena 2017, de nuevo en platino

La mundialmente famosa moneda de inversión austriaca “Filarmónica de Viena” ya está disponible en platino. Esta de 2017 es la segunda emisión del bullion número uno europeo, que inició el pasado año su andadura en el tercer metal precioso acuñado por la Münze Österreich, además de oro y plata. La “Filarmónica” es una de las monedas más vendidas del mundo y cuenta entre las favoritas de los inversores de Europa, Japón y América del Norte.

La nueva moneda es la primera oferta de platino de la Casa de la Moneda austríaca en sus 800 años de historia. Sin embargo, la relación de la ceca de Viena con el oro y la plata es larga y fructífera. Si se colocaran uno al lado del otro, los 20 millones de bullion de oro puro de la “Filarmónica” vendidos hasta la fecha, se extenderían durante 500 kilómetros, la distancia que hay entre Viena y Berlín. Apilados uno encima del otro, estos bullion en oro formarían un pilar de 28 kilómetros de altura, o tres veces la altura del Monte Everest.

Producida a partir de platino puro 999,5 milésimas, la nueva moneda de la Filarmónica de Viena presenta el mismo diseño realizado por Thomas Pesendorfer, el diseñador austriaco de la Casa de la Moneda, como sus homólogas piezas acuñadas en oro y plata.

El anverso de la moneda de 1 onza de platino muestra el gran órgano de tubos que se encuentra en el Salón Dorado del Wiener Musikverein, el Vienna Concert Hall, con la leyenda “Republik Oesterreich” por encima de la imagen central; por debajo, el valor nominal de “100 Euro”, el año de emisión “2017” y el contenido de platino en milésimas “1 Unze Platin 999,5”.

El reverso representa una serie de instrumentos musicales presentes en la Orquesta Filarmónica de Viena: un violonchelo, cuatro violines, un arpa, un cuerno vienés y un fagot. Rodea la leyenda “Wienner Philharmoniker”.

Las características técnicas destacadas son su diámetro de 37 milímetros, peso de 31,10 gramos y su composición de 999,5 milésimas de platino. Por lo que se refiere a su tirada, el pasado año se acuñaron 35.000 unidades de la primera emisión.

La versión en oro de la “Filarmónica de Viena” se ofreció por primera vez al público para su compra el 10 de octubre de 1989. La moneda de 1 oz fue acuñada en oro fino de .9999 milésimas, con un valor nominal de 2.000 schillings (chelines) austríacos. Con la entrada del euro, en 2002, el valor nominal cambió a 100 euros.

Por su parte, el 1 de febrero de 2008, se emitió la primera versión en plata fina de .999 milésimas.

El platino cotiza hoy día en los mercados internacionales en torno a 917 dólares la onza.