El krugerrand celebra medio siglo con 50 onzas de oro

En 2017 se cumple el 50 aniversario de uno de los bullion más conocidos: el krugerrand sudafricano.

El krugerrand se creó en 1967 como medio para exportar el oro sudafricano y que, 50 años después, y solo durante 2017, se ha multiplicado por 50 para dar lugar a una pieza de 50 onzas (1,6 kg), de la que la South African Mint solo ha acuñado medio centenar de unidades.

Fue la primera moneda en contener exactamente una onza de oro fino y no está denominada en rand (moneda sudafricana), para evitar la prohibición de importación de esta divisa a raíz de la declaración del bloqueo internacional contra el régimen de Pretoria por su política de “apartheid”.

Su nombre se debe a la combinación del apellido de Stephanus Johannes Paulus Kruger (líder de la resistencia bóer contra el Reino Unido y presidente de la República de Sudáfrica) y el rand, la moneda sudafricana. Es considerada como moneda de curso legal en Sudáfrica, donde se puede cambiar por rand sin pagar ningún impuesto.

Su anverso muestra el retrato de perfil de Paul Kruger, con el nombre del país en afrikaans e inglés “Suud-Afrika South Africa”. En el anverso aparece un antílope denominado Springbok, animal que constituye un emblema del país.

Desde que se acuñó por primera vez, el 3 de julio de 1967, se ha convertido en una de las monedas de inversión más vendidas del mundo. Según datos de la Rand Refinery, que se encarga de su comercialización, desde ese día se han vendido un total de 53,5 millones de onzas, que han generado más de 21.500 millones de dólares de ingresos en divisas para Sudáfrica. El 90% de esas onzas se han vendido en el exterior.

En 2016 fue la moneda de oro más vendida del mundo, con una recaudación superior a los 1.300 millones de dólares. Su récord de ventas en onzas se estableció en 1979, con 4,9 millones de onzas vendidas. En dólares, el récord data de 1981, cuando se recaudaron más de 1.800 millones.

50 aniversario

Para celebrar el 50 aniversario de una de las monedas de oro más icónicas, la South African Mint ha lanzado varias emisiones limitadas especiales, que solo estarán disponibles durante 2017.

Sin duda, la estrella de los krugerrand 2017 es la moneda de 50 onzas (1,6 kg.), una imponente pieza de 100 mm. de diámetro que se acuña por primera y única vez, en una emisión limitada a 50 unidades. El diseño de la moneda incluye la marca conmemorativa del 50 aniversario: “1967-2017 50 Year Anniversary” (ver imagen).

Imagen comparativa del tamaño del krugerrand 2017 de 50 onzas

Imagen comparativa del tamaño del krugerrand 2017 de 50 onzas

 

Se trata de una pieza especial en muchos sentidos, ya que las monedas de este tipo suelen acuñarse en múltiplos de kilo (1 o 10 kg., por lo general), en vez de en múltiplos de onzas.

También se ha realizado una emisión especial, solo durante 2017, del krugerrand de platino, metal del que Sudáfrica cuenta con las mayores reservas mundiales. La emisión está limitada a 2017 unidades, que también lucen la marca conmemorativa del 50 aniversario. La única diferencia con respecto a las de oro es que éstas cuentan con un valor facial de 1 rand, ya que la legislación sudafricana no permite emitir monedas de metales que no sean oro sin valor facial.

Otra versión especial del krugerrand emitida solo en este año del cincuentenario es la de 5 onzas de oro (una por cada década de vida de la moneda), de la que se han acuñado 500 ejemplares. O una emisión “vintage” que reproduce la primera moneda de una onza de oro acuñada en 1967 y que se ha realizado con la misma maquinaria que se utilizó en aquella ocasión. De esta última se han acuñado 1.967 ejemplares, cifra que coincide con el primer año de emisión del krugerrand.

Por último, y con el objetivo de acercar el krugerrand a todos los bolsillos, la South African Mint ha lanzado versiones de la moneda para 2017 en 1/20 de onza (1,5 gr.) y 1/50 de onza (0,6 gr.). Ambas, con la marca conmemorativa del 50 aniversario y solo para este año.