¿Una moneda de platino para Nelson Mandela?

Tras la acuñación de una moneda de platino con la efigie de la reina Isabel II de Inglaterra por parte de la Casa de la Moneda británica), la South African Mint podría retomar un antiguo proyecto de acuñar una moneda de plata dedicada al difunto presidente sudafricano Nelson Mandela.

La reciente decisión de la británica Royal Mint de emitir sus primeros lingotes y monedas de platino ha reavivado el interés por parte de la South African Mint en un antiguo proyecto de acuñar monedas en este metal (del que Sudáfrica es el primer productor mundial) con la imagen del personaje más conocido y querido del país: el antiguo presidente Nelson Mandela.

Según informa Mining Weekly, la decisión de la milenaria Royal Mint de fabricar lingotes de platino de 500 gramos y un kilo, y de acuñar una moneda de una onza de este metal dentro de la serie “Las Bestias de la Reina”, dedicada al León de Inglaterra, podrían contribuir a disparar la demanda de este metal de inversión.

Este medio cita fuentes de una refinería de platino que, ya en septiembre de 2015, revelaron que estaban prestando asesoramiento técnico a la South African Mint para el desarrollo de una moneda de platino, y al Banco de la Reserva de Sudáfrica (del que depende la anterior) sobre la posibilidad de que el platino entrara a formar parte de los activos de reserva de los bancos centrales.

Sin duda, la emisión de una moneda de platino sudafricano con la imagen el difunto presidente Nelson Mandela despertaría el interés de los coleccionistas e inversores internacionales con la debida promoción publicitaria, no solo en Sudáfrica o en África, sino en todo el mundo.

Como señalan desde Mining Weekly, “el platino es un metal maravilloso que nunca se consume y, en palabras de Steve Phiri, CEO de Royal Bafokeng Platinum, necesita márketing, márketing y más márketing”.

Mientras que el proyecto del “bullion Mandela” podría hacerse realidad en próximas fechas, más complicado parece el otro gran proyecto que implica al platino sudafricano, el de convertirse en un activo de reservas para los bancos centrales del mundo. De momento, el Fondo Monetario Internacional no está por la labor de dar su visto bueno a la equiparación de este metal al oro y otros activos, requisito imprescindible para que los bancos centrales puedan comenzar a “ahorrar” también en platino.