China acumula en secreto toneladas de oro adquiridas en el mercado internacional

Al igual que en el resto de los países del mundo, las reservas oficiales de oro de la República Popular China están en manos de su banco central, el Banco Popular de China. Hasta la fecha, la cantidad total de dichas reservas ha sido siempre un secreto de Estado, y prácticamente sigue siéndolo, ya que tan sólo existen datos gubernamentales como los publicados recientemente a través de la web de la Administración Estatal de Cambio de Divisas (SAFE), que fijan las reservas actuales de oro en algo más de 1.840 toneladas.

La Administración Estatal de Intercambio de Divisas es una administración estatal adjunta a nivel ministerial, ligada al Banco Popular de China. La oficina principal de SAFE está compuesta por ocho departamentos entre los que destaca el Departamento de Gestión de Reservas, quien ha publicado la información.

Más allá de los datos publicados, los analistas internacionales coinciden en que las reservas oficiales de oro de China pueden ser mucho mayores que las reportadas por SAFE. Sin embargo, debido al secreto oficial en esta área, es difícil cuantificar el tamaño potencial de las reservas de oro Banco Popular de China. A pesar de esto, existen evidencias de que el BPC ha comprado cientos, si no miles de toneladas adicionales de oro desde 2009.

La evidencia también sugiere que estas compras de oro no se realizan a través de Shanghai Gold Exchange (SGE) de China, sino que se ejecutan en el mercado internacional de oro, incluso a través del London Gold Market., como ya señalaba en 2014 el World Gold Council.

Esta estrategia de acumulación se realizaría de manera ajena a la Bolsa de Oro de Shanghai. Esto también significa que, para llegar a una estimación del total del oro almacenado sobre el suelo de China, las reservas oficiales han de agregarse a las reservas en manos privadas.

Si tomamos en cuenta que el 66% de las reservas de divisas en China son en dólares (bonos del Tesoro de Estados Unidos, billetes), el gigante asiático cuenta con más de dos trillones para comprar en los mercados internacionales el oro que necesita. Con menos de un 2% de yuanes en su poder, parte de esa cantidad sería a todas luces insuficiente para adquirir oro en el mercado propio, en Shanghai.

Al igual que todos los bancos centrales, el Banco Popular de China mantiene sus reservas de oro como “oro monetario”. Es decir, es oro mantenido como un activo de reserva disponible y controlado por las autoridades monetarias, que está exento de la presentación de informes en las estadísticas del comercio internacional y de los datos de aduanas.

Las autoridades chinas nunca han negado las informaciones referentes a la adquisición de oro en lingotes bancarizados (12,5 kg) a países limítrofes, como Uzbekistán, transportados y custodiados por unidades de caros de combate y camiones blindados del Ejército. De igual manera, fuentes londinenses han comentado que en los últimos años funcionarios chinos han adquirido grandes cantidades de oro en lingotes de 400 onzas en el mercado de la capital británica, que luego fueron transportados en aviones de la Fuerza Aérea china.

Es más, entre los años 2011 y 2015 el London Bullion Market Association que unas 2.750 toneladas de oro habían sido exportadas del Reino Unido como oro monetario.

Por otra parte, otro de los puntos de ingreso de oro monetario es a través del aeropuerto internacional de Hong Kong, proveniente de Australia, Sudáfrica, Suiza y Reino Unido: Una vez en la antigua colonia británica, dicho oro se vuelve a calificar y a exportar al continente.

En realidad, los consultores y analistas internacionales calculan en un 2,34% las reservas de oro de China sobre los 3,15 billones de dólares en activos de reserva en forma de divisas.

Entre los Derechos Especiales de Giro DEG y la posición de reserva que tiene China en el Fondo Monetario Internacional FMI, el valor de mercado de las reservas de oro puede llegar al 2,4% del valor total de las reservas FX.

Estimaciones de la Asociación de Oro de China, sobre el tamaño óptimo de las reservas de oro del Estado fueron calculadas recientemente en 500 toneladas por año, con el objetivo a medio plazo de alcanzar las 4.000 toneladas, con el fin de alcanzar y superar a Alemania. El siguiente paso, a largo plazo, en el año 2020, sería superar la cifra de las reservas de Estados Unidos, estimadas en 8.200 toneladas.

Según el Consejo Mundial del Oro, la cantidad ideal de oro en poder del Banco Popular de China debería de ser de al menos un 5 por ciento de sus reservas totales de divisas.