Se disparan en el mes de julio las importaciones de oro de Turquía

Turquía importó un total de 62,8 toneladas de oro el pasado mes de julio, la cifra mensual más alta desde la fundación del Mercado de Metales Preciosos en la Bolsa de Estambul, en 1995.

La cifra de importaciones de Turquía en julio es nada menos que un 1.328% superior a la registrada en el mismo mes de 2016, cuando se importaron apenas 4,4 toneladas.

Según los datos ofrecidos por la agencia estatal Anatolia, las importaciones de oro del país durante los siete primeros meses del año alcanzaron las 237,6 toneladas de oro, la cifra más alta en este periodo.

Turquía ocupa el cuarto puesto entre los mayores consumidores de oro del mundo y acaparó en 2015 el 6% de la demanda global de este metal. Su complicada situación política, además de otras circunstancias como su proximidad a Siria provocan que sus ciudadanos tengan muy en cuenta el valor refugio que constituye el oro, motivo por el cual se han disparado las ya de por sí altas importaciones (181 toneladas de media en la última década).

Se calcula que alrededor de 3,5 toneladas de oro se encuentran en manos de los ciudadanos de este país. Una cantidad que el Gobierno turco considera “improductiva”, motivo por el cual han aprobado una serie de medidas que buscan poner en circulación ese oro para que entre en el sistema financiero del país y genere mayores ingresos.

El Banco Central de Turquía acumula algo más de 456 toneladas de oro en sus reservas, según los últimos datos del Consejo Mundial del Oro, lo que sitúa al país en el puesto número 13 entre los países con mayores reservas de oro.