El precio del oro se recupera debido a la debilidad del dólar

El precio del oro volvió a subir este miércoles, 4 de octubre, después de registrar su mínimo de las últimas siete semanas en la sesión anterior. La bajada del dólar, que estaba en su nivel máximo del último mes y medio en el Índice Dólar que lo compara con una serie de divisas internacionales, ha sido clave para la apreciación del metal.

El oro cerró la sesión del 3 de octubre en la London Bullion Market Association (LBMA) a un precio de 1.271,25 dólares la onza. El precio spot subía un 0,3% en la apertura de la sesión del 4 de octubre, para situarse en los 1.275,91 dólares la onza, después de haber registrado en la sesión anterior su mínimo desde mediados del pasado mes de agosto, con 1.267,76 dólares la onza.

Desde MKS PAMP, el analista Sam Laughlin atribuía esta discreta recuperación del precio del oro a la debilidad del dólar. Según Laughlin, el oro va a encarar un periodo de consolidación en los niveles actuales.

El dólar volvió a perder peso respecto a las divisas incluidas en el llamado Índice Dólar (euro, libra esterlina, franco suizo, corona sueca, dólar canadiense y yen japonés), debido a la posibilidad de que el candidato que baraja el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, para presidir la Reserva Federal sea de un perfil menos duro de lo esperado.

Según comentaba a Reuters Naeem Aslam, jefe de análisis de mercados de Think Markets, “Trump ha dado a conocer la lista de candidatos a presidir la Reserva Federal y, dado que la actual presidenta, Janet Yellen, está incluida en la misma, los traders en oro tienen esperanzas de que, después de todo, la política de la Fed no cambie si se vuelve a elegir a Yellen”.

Por su parte, los mercados de capitales mundiales siguen anotándose ganancias: el Nikkei japonés está en máximos de los últimos dos años, siguiendo la estela alcista de Wall Street, mientras que las ventas de automóviles en los Estados Unidos han crecido en septiembre y aumenta el optimismo sobre el crecimiento económico global.

En cuanto al resto de metales preciosos, la plata ganó un 1% y se situó en 16,76 dólares la onza. El platino ganó un 1%, para situarse en los 915,50 dólares la onza, mientras que el paladio subió un 0,7%, hasta los 921,30 dólares la onza. Ambos metales alcanzaron la paridad en sus precios la semana pasada, después de 16 años.