Metals Focus prevé que el oro subirá a 1.400 dólares la onza en 2018

El precio del oro subirá un 10% en 2018 con respecto a 2017 y promediará 1.400 dólares la onza, debido a los bajos tipos de interés y la desilusión de los inversores con el mercado de capitales. Una subida que va a arrastrar también a la plata, para la que se espera un incremento interanual del 18%. El paladio crecerá un 12% y promediará 1.090 dólares la onza, mientras que el crecimiento del platino se ralentizará, aunque marcará un promedio anual récord de 880 dólares la onza.

Éstas son las principales conclusiones de la consultora especializada en metales preciosos Metals Focus en su informe anual Precious Metals Investment Focus 2017/2018, presentado el pasado 4 de octubre en Londres.

Oro

En el informe, Neil Meader, director de investigación y consultoría de Metals Focus, señala que el entorno macroeconómico global va a seguir siendo favorable para la inversión en oro durante lo que queda de 2017 y 2018. “Las perspectivas de una nueva subida de tipo de interés en diciembre y otras tres más en 2018, además del comienzo del proceso de normalización del balance de la Reserva Federal van a soplar en contra del oro. Pero la velocidad a la que las autoridades monetarias van a moverse hacia una política monetaria ‘normal’ va a seguir siendo lenta”, señala.

Desde Metals Focus prevén que las tasas de interés negativas van a continuar afectando a otras divisas clave, en especial al euro.

Otros factores que van a influir en la evolución del precio del oro son el futuro de la economía en Estados Unidos, con unos resultados que están siendo peores de lo esperado, y el incremento de los riesgos geopolíticos. “El coste de oportunidad de invertir en oro va a seguir siendo relativamente bajo, por lo que creemos que los inversores institucionales van a seguir estando atraídos por las ventajas de la inversión en oro, apunta Meader.

Respecto al suministro, el informe señala que va a crecer de forma marginal y que la subida de precio va a animar ligeramente el reciclaje.

En cuanto a la demanda, el sector de la joyería comienza a repuntar tras haber tocado fondo y obtendrá en 2018 sus primeras ganancias anuales de los últimos cinco años. Sin embargo, su volumen se mantiene por debajo de la media histórica.

En consecuencia, el informe concluye que el mercado del oro va a experimentar un notable superávit el año que viene, aunque este exceso será absorbido por los inversores institucionales.

Plata

Respecto a la plata, el informe de Metals Focus prevé que va a experimentar una notable recuperación gracias al renovado interés de los inversores por el oro. Según Meader, “el hecho de que se trate de un mercado más pequeño y con menor liquidez que el del oro va a amplificar el impacto del interés especulativo en el precio”.

Para 2018, Metals Focus vaticina un nuevo superávit, por tercer año consecutivo. Aunque se espera que crezca la demanda de lingotes y monedas el año que viene, va a persistir la debilidad en algunos mercados claves como Estados Unidos o la India.

Platino

Debido a la correlación que existe entre el platino y el oro, desde Metals Focus esperan una recuperación del precio de este metal en 2018. Pese a que el 50% de la industria sudafricana del platino (la mayor productora mundial) ha estado generando pérdidas en 2016, la constructora duda de que esto se vaya a traducir en una significativa reducción de la producción a corto plazo.

La demanda de la industria automovilística para la fabricación de catalizadores va a ser, según la consultora, bastante decepcionante en 2018, debido a la reducción de cuota de mercado de los vehículos diésel en Europa. La industria joyera tampoco va a sacar partido de la bajada de precios, mientras que la inversión minorista no acaba de despegar.

En este contexto, desde Metals Focus esperan que el mercado del platino tenga un superávit creciente entre 2017 y 2018.

Paladio

Por su parte, el precio del paladio ha mostrado fortaleza este año. Aunque las reservas sobre tierra todavía cuentan con un tamaño considerable, han estado cayendo desde 2012.

El informe advierte de que hay posibilidades de que se debilite aún más el interés de los inversores por los activos de mayor riesgo, lo que va a afectar al paladio. Desde Metals Focus esperan una nueva subida que situará al paladio en una media superior a los 1.000 dólares la onza durante 2018, movido por la creciente demanda de la industria automovilística para la fabricación de catalizadores para los vehículos con motor de gasolina, los más vendidos en dos mercados fundamentales como los Estados Unidos y China.

Se espera que se incremente el suministro de paladio, aunque no lo suficiente.