El oro sigue siendo el actor estrella en la explotación de minerales australianos

Un informe del gobierno australiano divulgado recientemente reveló que la explotación de minerales áureos creció este año un 30 por ciento, comparado con 2016, representando el 46 por ciento del total de productos minerales de Australia.

Australia Occidental sigue siendo el núcleo de la actividad de explotación de oro, calculándose su aportación en 155 millones de dólares australianos anuales, atrayendo el 75 por ciento del gasto en el sector.

Los excavadores y distribuidores se han visto impulsados ​​por un aumento previsto en el consumo mundial de oro. El Balance de Recursos y Energía de junio, publicado por el Departamento de Industria, Innovación y Ciencia, predice que la demanda mundial aumentará un 1,8 por ciento en 2018 hasta llegar a 2.484 toneladas.

Por sectores a los que se dirige la producción aurífera, la joyería representa el 80 por ciento de la demanda total fabricada y el informe prevé que el consumo de oro para joyas aumentará en un 3,5 por ciento en 2017.

Se prevé que el crecimiento económico continúe en la India y China -los dos mayores mercados mundiales de joyas- y apoye un mayor gasto discrecional en oro para 2018.

El área de tecnología también está impulsando la mayor demanda.

Por su parte, el informe gubernamental australiano señala que el consumo de oro para productos electrónicos aumentó un 3,7 por ciento en el trimestre del pasado marzo. El crecimiento en este uso del oro, incluyendo la tecnología inalámbrica para teléfonos inteligentes y alambre de enlace de oro, se pronostica en un 2,2 por ciento en este 2017, amentando el volumen a 261 toneladas.

En cuanto al valor de las exportaciones anuales de oro de Australia, las previsiones miran hacia una cifra de 16.500 millones de dólares australianos en 2017-18 y 17.000 millones en 2018-19. Además, se prevé que los volúmenes de exportación aumentarán un 4,5 por ciento en 2018-1919, alcanzando un máximo de 334 toneladas de oro.

Por lo que se refiere a la oferta, se prevé que la producción mundial de oro extraído de las minas aumentará en un 1,5 por ciento en 2017, hasta las 3.305 toneladas.