El Gobierno australiano y el de Australia Occidental se enzarzan por los royalties

Continúa la polémica entre el Gobierno australiano y el ejecutivo regional de Australia Occidental (la principal región productora de oro del país) a causa de la decisión de este último de incrementar los royalties que deben pagar las compañías mineras que operan en su territorio.

Desde el Gobierno central se alerta de que la decisión del Gobierno regional de Australia Occidental podría provocar el cierre de las 10 minas de oro que actualmente operan en este territorio y la pérdida de miles de empleos.

Desde el Gobierno regional que preside Mark McGowan han asegurado que se trata de una campaña del miedo y que la decisión no va afectar a la industria del oro.

Según informa el portal de noticias australiano ABC News, el enfrentamiento se ha recrudecido ante la cercanía de la votación sobre la subida de royalties que se va a celebrar próximamente en el Parlamento regional.

Las previsiones publicadas por la Cámara de Minerales y Energía (CME) apuntan a que la subida de los royalties provocará la pérdida del 10% de los empleos relacionados con el sector de laminería de oro, lo que supone alrededor de 3.000 puestos de trabajo menos.

La CME también asegura que, si se aprueba finalmente la subida del 3,75%, las 10 minas de oro que actualmente están en funcionamiento en Australia Occidental corren riesgo de cerrar.

Sin embargo, desde el Gobierno regional de Australia Occidental, su primer ministro Mark McGowan y el responsable de finanzas, Ben Wyatt, han rechazado estas previsiones. “No esperamos que se pierdan empleos como consecuencia de esta medida. Todo forma parte de una campaña del miedo puesta en marcha por la CME. El mercado y la banca saben perfectamente que la industria del oro puede asumirlo, aseguró Wyatt.

Por su parte, el subdirector ejecutivo de la Cámara de Minerales y Energía, Nicole Roocke, señaló que el Gobierno regional debería posponer la puesta en práctica de sus promesas electorales en vez de perjudicar a la industria del oro: “es completamente falso que la medida no vaya a perjudicar a la industria. Nos preocupa que el Gobierno regional no tenga en cuenta el impacto que puede tener la medida”.

Está previsto que la votación sobre la subida de los royalties a las compañías mineras de oro se celebre la semana que viene en el Parlamento de Australia Occidental. De momento, el posible resultado es incierto, ya que el Gobierno regional necesitará el apoyo del Partido Liberal para sacar adelante la medida.

En cambio, si los liberales se alinean con los opositores a la medida, el presupuesto del Gobierno regional se va a encontrar con un agujero de 392 millones de dólares australianos (unos 260 millones de euros).

Los liberales aún no han decidido su postura. Una decisión que, previsiblemente, tendrá lugar durante la reunión que el partido va a mantener a principios de la semana que viene.