Sección: Opinión

La UE afirma que ha acabado la crisis y el recorrido del oro lo confirma

La crisis financiera global comenzó hace 10 años y condujo a la peor recesión de la Unión Europea en su historia de seis décadas. La crisis no se inició en Europa, pues estalló al otro lado del Atlántico, en Estados Unidos, pero las instituciones de la UE y los Estados miembros actuaron resueltamente para contrarrestar su impacto y subsanar las deficiencias de la puesta en marcha inicial de la Unión Económica y Monetaria. Diez años después, la acción decisiva ha dado sus frutos: hoy, la economía de la UE se está expandiendo por quinto año consecutivo

Pensiones: llega la edad del adiós y entramos en futuro delicado

No future! Hay un límite no oficial, sino oficioso, relacionado con un tramo de edad, la de los “jóvenes” de 50 a 60 años. Entrar en este tramo, hoy, siglo XXI, año 2017, supone simplemente que:

La falsedad del precio del oro papel y su manipulación encubierta

“Lo que la mayoría de los inversionistas no entienden aún es que el precio del oro, en realidad, no tiene nada que ver con el precio real del metal precioso”. Al menos eso es lo que afirma el prestigioso analista suizo Egon von Greyerz, fundador de GoldSwitzerland, quien en numerosas ocasiones ha señalado la existencia de la manipulación financiera encubierta en el nivel más alto de los gobiernos y bancos centrales.

El oro no es una reliquia bárbara: es dinero contante y sonante

En la era del bitcoin, ethereum y otras criptomonedas, hablar de inversión en oro físico o en metales preciosos no resulta nada ‘cool’. Si acaso, se puede admitir que se invierta en oro por medio de ETF, futuros u otros derivados que, sin duda, suenan más modernos. Pero si hablamos de lingotes y monedas de oro, nos van a tildar de antiguos. Todavía se sigue denominando peyorativamente al oro como “reliquia bárbara”, un activo en el que no merece la pena invertir, porque no ofrece rendimientos, a diferencia de los bonos, acciones y similares.

¿Dividendo o dividiendo: reforma fiscal en contra de los de siempre?

Por parte de nuestro reprobado ministro de Hacienda y Función Pública, se ha ideado una nueva reforma fiscal en la que una de las grandes genialidades es la de hacer pagar por los dividendos cobrados desde el primer céntimo. Quizá piense nuestro ministro que vamos a salvar las cuentas públicas dando esta vuelta de tuerca al denostado contribuyente de a pie, ese que no puede o no sabe disponer de vehículos de inversión reservado a unos poquitos con mucho.