Una empresa suiza fabrica ordenadores de siete kilos de oro de 18 quilates

Además de monedas, lingotes y joyas, el oro ha sido utilizado para fabricar todo tipo de objetos, algunos de uso cotidiano. La compañía suiza Prime Computer AG quiere tentar a los amantes del lujo y de este metal con uno de los objetos que más usamos en nuestra vida diaria: el ordenador personal.

Tenía que ocurrírsele a alguien: después de los smartphones de oro e, incluso, de llegar a los más modestos objetos de escritorio, el siguiente paso era envolver en este metal precioso al principal instrumento de trabajo: el ordenador personal.

Ya habíamos visto una versión chapada en oro del iMac, pero ahora, la empresa suiza Prime Computer AG ha puesto a la venta, por la módica cifra de un millón de dólares, un PC fabricado en oro de 18 quilates. Cada aparato lleva siete kilos del preciado metal.

Según cuenta Josip Sunic, fundador de la empresa, la idea comenzó a tomar forma cuando clientes de los Emiratos Árabes Unidos se pusieron en contacto con ellos para indagar sobre la posibilidad de que realizaran una versión en oro de sus ordenadores, unos dispositivos que tienen fama en el mercado por su dureza, fiabilidad, silencio y rapidez de puesta en marcha.

“Comenzamos a plantearnos si sería técnicamente posible fabricar nuestros ordenadores en oro. Dado que este metal tiene una excelente conductividad térmica, la respuesta fue positiva, ya que el principal problema técnico quedaba resuelto, apunta Sunic, quien recuerda además que Suiza cuenta con una larga trayectoria de vinculación con el oro.

Hay que recordar que el país cuenta con las mayores refinerías de oro del mundo: de las seis mayores refinerías, cuatro se encuentran en territorio helvético. En Suiza también se llevan a cabo dos tercios de las transacciones mundiales relacionadas con el oro. “Así que es natural que el primer PC de oro se fabrique en este país”, asegura el fundador de Prime Computer AG.

Estos ordenadores de oro se fabrican en Suiza y cuentan con una garantía de cinco años, como todos los equipos que comercializa la compañía Prime Computer. Como es lógico, la empresa ha tenido que contar con los servicios de una compañía especializada para custodiar el oro y para transportar el producto finalizado a los clientes.

Cada equipo cuesta alrededor de un millón de dólares. La compañía ofrece como opción, también a petición de sus clientes procedentes de los países del Golfo Pérsico, la posibilidad de instalar un diamante en vez del tradicional botón de arranque. Un toque más de lujo para un producto único en el sector.