Icono del sitio Oroinformación

Asia es el principal destinatario de las exportaciones de oro desde Suiza

Refinería de oro de Argor en Suiza

El continente asiático incluye algunos de los mayores países consumidores mundiales de oro, como China o la India. No es extraño, por tanto, que Asia se la principal destinataria del oro exportado por Suiza, que es uno de los principales centros mundiales de refinado y distribución del metal precioso.

Según los últimos datos publicados por la Administración Federal de Aduanas de Suiza, el país exportó en septiembre pasado un total de 117,36 toneladas de oro, valoradas en 6.200 millones de francos suizos (6.760 millones de dólares).

Esta cifra representa un 1,27% más que el mes anterior y está un 4,4% por encima de la registrada durante el mes de septiembre de 2020.

Del total de exportaciones desde Suiza en septiembre, alrededor de 100 toneladas de oro fueron dirigidas a países del sudeste asiático. La India fue el principal destinatario, con la mitad de esa cantidad, 50 toneladas.

Por su parte, China adquirió 21 toneladas de oro procedentes de Suiza, mientras que Hong Kong importó 14 toneladas de oro helvético.

Importaciones

Por lo que respecta a las importaciones de oro, las cifras de Suiza se han disparado durante el pasado mes de septiembre, hasta alcanzar las 188,82 toneladas, valoradas en 7.700 millones de francos suizos (8.396 millones de dólares).

Una cifra que representa un crecimiento del 86% respecto a la registrada durante el mes de septiembre del año pasado, además del valor más alto desde el mes de marzo de 2021 (que fue de 11.120 millones de francos suizos, 12.125 millones de dólares).

El principal proveedor de oro de Suiza, en este caso, es el Reino Unido. Hay que tener en cuenta que en Londres es donde se custodia una buena parte de las reservas internacionales de oro y es un centro de distribución del metal precioso.

Suiza suele comprar lingotes de oro ‘Good Delivery’, de 400 onzas (12,44 kilos) y transformarlos en sus refinerías para fabricar lingotes más pequeños, de un kilo, que son los preferidos por los inversores en los mercados asiáticos.

Estas refinerías suizas, situadas especialmente en el cantón italoparlante del Tesino (en la imagen, la refinería de oro de Argor), procesan hasta dos terceras partes del oro que se demanda en todo el mundo.

Salir de la versión móvil