Icono del sitio Oroinformación

Comprar oro, la mejor protección frente a la estanflación, según TD Securities

Gráfico en la pantalla de un ordenador

La combinación entre la subida de la inflación y un entorno económico cada vez más débil es lo que los economistas denominan con el término estanflación. En esta situación, el oro se presenta como uno de los mejores elementos de protección, como ponen de relieve recientes informes.

Si hace unos días era el Consejo Mundial del Oro el que, en su último Investment Update ponía de relieve la importancia del metal precioso como elemento de protección frente a la actual situación de estanflación, un reciente informe de TD Securities abunda en esta opinión.

Según este informe, los analistas de TD Securities consideran que los inversores están preocupados por el hecho de que el aumento de la inflación se una a un entorno económico cada vez más debilitado, lo que debería acercarlos al oro, que “es el elemento de protección idóneo frente al creciente riesgo de estanflación.

Desde la compañía canadiense de servicios financieros subrayan que los metales preciosos se han visto afectados por la retirada de fondos de los ETF y el menor interés en ellos por parte de los inversores de perfil más especulativo, por lo que el precio de los contratos de futuros ha caído hasta los 1.795 dólares la onza desde los 1.916 que registraba el pasado mes de junio.

Parte de responsabilidad de esta caída del interés de los inversores en el oro se debe a que éstos se estaban preparando ante la posibilidad de que la Reserva Federal estadounidense comenzara a retirar su programa de compra de bonos, puesto en marcha para aliviar la situación económica en Estados Unidos tras el paso de la pandemia.

El informe apunta que, sin embargo, las últimas comparecencias del presidente de la Fed, Jerome Powell, y la publicación de las actas de la última reunión del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) han servido para calmar los ánimos respecto a la retirada de las ayudas, ya que desde la Reserva Federal quieren lograr el objetivo del pleno empleo antes de comenzar a desmantelar el programa.

Según los analistas de TD Securities, entre las razones que justifican la posesión de oro por parte de los inversores está el recrudecimiento de la crisis energética global, ya que “un invierno especialmente crudo podría disparar los precios de la energía a niveles astronómicos, incrementando de forma asimétrica la tendencia hacia la estanflación”, lo que beneficiaría al precio del metal.

¿Estanflación como en los 70 o los 2000?

La coincidencia entre un aumento de los precios y una ralentización del crecimiento económico se ha dado en diversas ocasiones en el pasado. De forma más acusada, en la década de los 70 del pasado siglo y, más recientemente, a mediados de la década de los 2000.

En ambos periodos se produjo un crecimiento de los precios de la energía, de los índices de inflación y de los rendimientos de los bonos, además de una ralentización del crecimiento económico y la adopción, por parte de los bancos centrales, de una política monetaria más estricta.

Sin embargo, a mediados de los 2000 la situación fue menos grave que en los 70 y, según algunos analistas, se acerca más a lo que estamos viviendo ahora mismo.

Al igual que sucedió en 2005, el valor de las acciones estadounidense está cayendo y aún tiene margen para prolongar esta caída, al igual que sucedió entre 2005 y 2006.

El índice bursátil más importante de Estados Unidos, el S&P 500, sufrió dos pequeñas correcciones en 2005: una del 8% entre marzo y abril, y otra del 6% entre septiembre y octubre.

Este índice repitió esta corrección del 5% hace apenas un año y, según el consenso de la mayoría de los profesionales encuestados recientemente por Deutsche Bank, va a experimentar una nueva corrección de entre el 5 y el 10% hacia finales de año.

En semejante escenario, el oro se presenta como el mejor elemento de protección para los inversores, por su capacidad de mantener el poder adquisitivo y su independencia de los mercados financieros.

Salir de la versión móvil