Icono del sitio Oroinformación

De Ámsterdam a Haarlem: la mudanza de las reservas de oro del Banco Central de Holanda

Sede del DNB en Ámsterdam (Holanda)

De Nederlandsche Bank, el banco central de los Países Bajos, va a trasladar de forma temporal parte de sus reservas de oro desde Ámsterdam a la cercana ciudad de Haarlem mientras se terminan las instalaciones que van a albergar los lingotes de forma definitiva.

El banco central de los Países Bajos, De Nederlandsche Bank (DNB) ha comunicado que va a trasladar parte de sus reservas de oro desde su sede de Ámsterdam a la ciudad de Haarlem, situada a 20 kilómetros al oeste de la capital holandesa.

Según el comunicado publicado por el banco central de Holanda, se trata de una medida temporal, a la espera de que finalicen las obras en lo que será la ubicación definitiva de las reservas de oro del país, el nuevo DNB Cash Centre, en el interior de unas instalaciones militares en la ciudad de Zeist.

El objetivo del banco es simplificar las tareas de renovación de su sede en la Frederiksplein de Ámsterdam, labores que serían mucho más complicadas si el oro siguiera estando en las cámaras acorazadas del banco.

De hecho, el DNB quiere transformar su sede de la capital holandesa en un “instituto del conocimiento” y hacerlo más accesible a los ciudadanos holandeses, lo que sería inviable con la presencia del oro de las reservas del país en esas mismas instalaciones.

Además, el hecho de que la sede se encuentre en pleno centro de Ámsterdam, donde el tráfico es intenso, dificulta las labores de traslado del oro cuando es necesario.

Según el propio banco, en sus cámaras se custodian actualmente unos 14.000 lingotes de oro bancarizado, de 12,5 kilogramos cada uno (175 Tm), valorados en unos 6.400 millones de euros.

El resto de las reservas de oro del país, hasta las 612,5 toneladas que figuran en el último listado publicado por el Consejo Mundial del Oro, se encuentra repartido por las cámaras acorazadas de la Reserva Federal (Nueva York), el Banco Central de Canadá (Ottawa) y el Banco de Inglaterra (Londres).

Según la directora de operaciones de negocio del DNB, Maaike van Leuken, la operación es complicada, “aunque tenemos experiencia suficiente en este tipo de transportes, ya que hace tiempo repatriamos parte de las reservas de oro holandesas desde Estados Unidos”.

Debido a motivos de seguridad, no se conocen más detalles sobre la logística ni la fecha del traslado, aunque se sabe que los lingotes se custodiarán hasta el año 2023 en las cámaras acorazadas de la compañía Royal Joh. Enschedé, que se encarga de la impresión de billetes y otros documentos oficiales, y cuya sede está en Haarlem.

En 2023 se trasladarán a su sede definitiva, en las instalaciones militares de Zeist.

Salir de la versión móvil