Icono del sitio Oroinformación

Deutsche Bank se queda con otras 20 toneladas de oro de Venezuela que tenía como garantía

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, con unos lingotes de oro

El Gobierno de Venezuela ha incumplido el compromiso de pago de un swap por valor de 750 millones de dólares firmado con Deutsche Bank. Un impago que permite al banco alemán quedarse en propiedad las 20 toneladas de oro utilizadas por Venezuela como garantía del acuerdo.

No es la primera vez, ni la segunda, que el Gobierno de Venezuela incurre en un impago de un contrato de swap firmado con un banco internacional y se ve obligado a ceder la propiedad del oro que había sido utilizado como garantía.

Ya sucedió hace unos meses con un acuerdo firmado con Citigroup, por valor de 1.600 millones de dólares, que permitió al banco estadounidense quedarse con varias toneladas de oro de las reservas del Banco Central de Venezuela.

Unos meses antes, había sucedido lo mismo con Deutsche Bank, con un contrato de swap al que el Gobierno de Maduro no puso hacer frente, por lo que la entidad alemana se quedó con el oro utilizado como garantía.

Ahora, según ha informado Bloomberg, citando a dos fuentes conocedoras de la operación, la situación se ha vuelto a repetir, también con un swap firmado con Deutsche Bank por valor de 750 millones de dólares.

El acuerdo se firmó en 2016 y propició que el Gobierno de Nicolás Maduro recibiera un préstamo de 750 millones de dólares, a cambio de una garantía de 20 toneladas de oro. Aunque su finalización estaba prevista para el año 2021, Deutsche Bank ha decidido cerrarlo anticipadamente, debido al impago de los intereses convenidos por parte de Venezuela.

Como consecuencia, Deutsche Bank se quedará con la propiedad de las 20 toneladas de oro utilizadas por el Gobierno de Venezuela como garantía. Sin embargo, se plantea un problema, ya que el precio del oro ha subido desde que se firmó el acuerdo, y la diferencia en la valoración de esas 20 toneladas de metal en 2016 y ahora es de 120 millones de dólares, que Deutsche Bank tendría que devolver a Venezuela.

Debido a las sanciones impuestas por los Estados Unidos a quienes negocien con el oro de Venezuela (que impidió, por ejemplo, que el Banco de Inglaterra permitiera a su homólogo venezolano repatriar parte del oro que tenía depositado en Londres), Deutsche Bank no querría arriesgarse a transferir ese dinero al Gobierno de Nicolás Maduro.

Para solucionarlo, el líder de la oposición venezolana Juan Guaidó ha pedido a la entidad alemana que deposite esos 120 millones de dólares en una cuenta bancaria ajena al presidente Maduro.

Según Bloomberg, las últimas ventas de oro realizadas por el Gobierno de Nicolás Maduro (570 millones de dólares el pasado mes de abril) han provocado que las reservas del país se hayan desplomado hasta su nivel mínimo de los últimos 29 años, con un valor total de 7.900 millones de dólares.

Durante el pasado año, siempre según Bloomberg, el Gobierno de Nicolás Maduro dilapidó el 40% de las reservas nacionales de oro, que fueron vendidas a diversas compañías de los Emiratos Árabes Unidos y a Turquía para financiar diversos programas gubernamentales y hacer frente a diversas deudas.

(Imagen: Reuters)

Salir de la versión móvil