Icono del sitio Oroinformación

El nuevo CEO de Barrick, la mayor minera de oro del mundo, anuncia una reestructuración del sector

Lingote de oro de Barrick Gold

La compañía canadiense Barrick Gold, la primera minera de oro del mundo, acaba de nombrar como nuevo CEO a Mark Bristow, procedente de la recientemente adquirida Randgold Resources. En una de sus primeras intervenciones, el ejecutivo ha augurado una profunda reestructuración del sector de la minería de oro en el mundo.

El pasado mes de septiembre, la compañía minera Barrick Gold, con sede en Toronto (Canadá), adquiría a una de sus competidoras, Randgold Resources, por 5.400 millones de dólares. Como parte del acuerdo de fusión, el CEO de la compañía adquirida, Mark Bristow, pasaba a ocupar el cargo de CEO en Barrick Gold, la mayor minera de oro del mundo. Geólogo de profesión y sudafricano de nacionalidad, Bristow fundó Randgold Resources hace más de dos décadas.

Según informan desde Mining Weekly, la nueva compañía comenzó a cotizar en Nueva York el pasado día 2 de enero. En declaraciones realizadas ese mismo día, Bristow señaló que “sin duda, esta industria necesita transformarse. Y nosotros vamos a empezar con ello: queremos dejar de ser un negocio ‘blue chip’ (término que se refiere a grandes compañías con valores bursátiles estables, alto nivel de liquidez y escaso riesgo, que no necesitan realizar inversiones) y no nos vamos a quedar de brazos cruzados si vemos que existen oportunidades en el mercado.

La adquisición de Randgold Resources permite a la nueva Barrick controlar cinco de las 10 minas de oro más rentables del mundo, con operaciones en Nevada (Estados Unidos), Sudamérica, Mali y la República Democrática del Congo.

Sin embargo, esta fusión llega en un momento en que los inversores no están muy interesados en las acciones de las mineras, debido al escaso movimiento que se ha registrado durante el año 2018 en el precio del oro, y a los precedentes que existen en este sector de costosas operaciones de fusión y de desarrollo de minas que han disparado la deuda de las compañías y no han resultado rentables.

En palabras de Bristow, “de seguir por el camino que llevaba, esta industria acabaría por convertirse en irrelevante: tiene muy pocos activos y demasiados equipos directivos; hace falta una reorganización”.

Randgold llevaba más de 20 años cotizando en la bolsa de Londres, hasta que el pasado 2 de enero le sucedió la nueva Barrick, con la que se ha fusionado. Hasta ese momento, la compañía había protagonizado una de las historias empresariales de éxito más importantes del Reino Unido, con una revalorización de más del 5.000% desde principios de siglo.

El hasta ahora CEO de Barrick, John Thornton, continuará en la compañía como presidente ejecutivo. Gran parte del equipo directivo de Randgold ocupará la planta noble de Barrick, como el director financiero, Graham Shuttleworth.

Por su parte, Willem Jacobs, también procedente de Randgold, se hará cargo de la comprometida división de África y Oriente Próximo, en la que tendrá que lidiar con el conflicto que mantiene su filial Acacia con el Gobierno de Tanzania.

La operación de compra de Randgold por parte de Barrick ha desatado los rumores sobre una nueva oleada de operaciones corporativas en el sector, que podría implicar a rivales como la estadounidense Newmont Mining (segunda minera de oro mundial) o Goldcorp.

Salir de la versión móvil