Icono del sitio Oroinformación

La inversión en oro subió un 40% en 2020 y fue la mayor de los últimos 21 años

American Eagle y pepitas de oro

En un año marcado por la pandemia de Covid-19 y la caída de la producción minera y la demanda de oro, la mejor noticia la protagonizó el sector de la inversión. Las 1.773,2 que constituyeron la demanda de este sector durante 2020 fueron la cifra más alta registrada desde hace 21 años y superó en un 40% a la registrada en el año anterior.

En un año marcado por una subida del 25% del precio del oro en dólares y máximos históricos en la mayor parte de las principales divisas mundiales, la demanda global cayó un 14% respecto a las cifras de 2019, aunque la inversión registró sus mejores cifras en más de dos décadas.

Son las cifras más destacadas del informe Gold Demand Trends correspondiente al cuarto trimestre y año completo de 2020, publicado por el Consejo Mundial del Oro.

Joyería

El mayor impacto del coronavirus en la demanda de oro lo sufrió el sector que, tradicionalmente, consume más metal precioso: el joyero. Su cifra global de 2020 fue de 1.411,6 toneladas, un 34% inferior a las 2.122,7 toneladas de 2019.

Esta caída fue especialmente acusada en los dos mayores mercados mundiales del sector: China y la India. En el caso de China, a pesar de que el país inició la recuperación económica en el cuarto trimestre del año, su cifra de demanda anual fue de 413,6 toneladas, un 35% menos que en 2019 y la cifra más baja de los últimos 21 años.

En la India, la recuperación se comenzó a notar también en el cuarto trimestre, aunque ello no impidió que cerrara el año 2020 con una cifra total de 315,9 toneladas, un 42% menos que el año anterior.

Pese a que el cuarto trimestre suele ser el más fuerte en términos de ventas de oro en la India por la temporada de festivales, el hecho de que el precio local del metal creciera un 32% interanual no contribuyó a la recuperación de la demanda.

Inversión

El sector de la inversión fue una de las noticias positivas del año para el mercado del oro. Según las cifras del Consejo Mundial del Oro, las 1.773,2 toneladas que constituyen la demanda de este sector en 2020 fueron un 40% superiores a las del año 2019 y la cifra más alta de los últimos 21 años.

El informe apunta a los inversores occidentales como los principales responsables de esta fiebre del oro. En el caso del oro físico, lingotes y monedas, la cifra global fue de 896,1 toneladas, un 3% superior a la de 2019, a pesar de las caídas del 11 y el 6% en India y China, respectivamente.

El comportamiento de los inversores fue diferente en Oriente y Occidente; así, mientras los asiáticos vendían parte de sus reservas de oro para hacer frente a la situación, los occidentales aumentaban su inversión en metal, moviéndose desde otros activos de mayor riesgo.

La demanda de monedas de oro fue especialmente activa y creció un 33%, hasta la cifra récord de 297,6 toneladas, superando en un 10% su mejor registro histórico, que databa de 2013.

En cambio, la demanda de lingotes de oro cayó un 9% interanual, hasta las 529,5 toneladas, como consecuencia de las liquidaciones en los mercados asiáticos.

En el caso de los ETF respaldados por oro, la cifra alcanzada en 2020 fue de 877,1 toneladas, un 120% superior a la del año anterior.

Bancos centrales

El sector oficial se mantuvo como comprador neto de oro en 2020, por undécimo año consecutivo. Sin embargo, la cifra anual fue de 272,9 toneladas, un 59% menos que en 2019. Esto significa que los bancos centrales registraron su total anual de compras más bajo desde que comenzó la actual tendencia, en 2010.

La mayor parte del total de compras se debe al Banco Central de Turquía, con 134,5 toneladas durante el año. La India incrementó sus reservas en 38 toneladas. Rusia, pese a detener sus compras a partir del mes de abril, adquirió 27,4 toneladas, mientras que los Emiratos Árabes Unidos (+23,9 Tm), Catar (+14,5 Tm) y Camboya (+5 Tm) también fueron destacados compradores.

Por el lado de las ventas, Mongolia (-12,5 Tm) y Uzbekistán (-11,8 Tm) fueron los que se desprendieron de más oro en 2020.

Tecnología

Por su parte, el sector tecnológico registró una demanda de 301,9 toneladas de oro en 2020, un 7% inferior a la del año pasado.

La mayor caída la registró el subsector de otras industrias, un 16% menos, mientras que el de odontología consumió un 15% menos que el año pasado y el de electrónica, un 5% menos, hasta las 248,1 toneladas.

Suministro

En cuanto al suministro, como se temía, la producción de oro procedente de la minería se redujo en 2020, afectada por el cierre de minas provocado por la pandemia.

La cifra global fue de 3.400,8 toneladas, un 4% inferior a las 3.531,8 toneladas de 2019. Se trata del segundo año consecutivo de declive de la producción minera de oro, una situación que no sucedía desde el año 1975. Además, la cifra de producción es la más baja de los últimos cinco años.

El reciclaje de oro registró un aumento interanual muy leve, de apenas un 1%, hasta las 1.297,4 toneladas, a pesar de que el incremento del precio del oro en 2020 debería haber provocado mayores ventas de oro de segunda mano.

Ello arroja una cifra total de suministro global de oro de 4.633,1 toneladas, un 4% menos que en 2019.

Salir de la versión móvil