Icono del sitio Oroinformación

La minera Barrick Gold paga 300 millones de dólares a Tanzania para zanjar su conflicto

Camiones en la mina de oro de Buzwagi (Tanzania), propiedad de Barrick Gold

La compañía minera canadiense Barrick Gold ha zanjado la disputa que mantenía su filial Acacia Mining con el Gobierno de Tanzania, con el pago de 300 millones de dólares y la entrega del 16% del capital de la sociedad resultante de la absorción de Acacia al estado africano.

Barrick Gold, la compañía minera de oro con sede en Vancouver (Canadá) ha accedido a pagar 300 millones de dólares al Gobierno de Tanzania para poner fin a la larga disputa que le ha enfrentado con el país africano y que, según su comunicado, ha provocado la destrucción de valor de los activos de su filial, Acacia Mining.

Según este acuerdo, que todavía debe ser refrendado por el fiscal general de Tanzania, la compañía minera cederá una participación del 16% en el capital de la nueva compañía que explotará los yacimientos de Barrick en el país africano, llamada Twiga Minerals.

En un comunicado emitido el pasado 20 de octubre, Barrick afirma que el pago de estos 300 millones de dólares servirá para zanjar todos los conflictos que la enfrentaban con el Gobierno tanzano, incluyendo las disputas fiscales y propiciando el levantamiento de la prohibición de exportar concentrados de oro.

En palabras del CEO de Barrick Gold, Mark Bristow, “la reconstrucción de estas operaciones después de tres años de destrucción de valor va a requerir mucho trabajo, pero este acuerdo va a acelerar aún más los progresos realizados. Twiga ofrecerá al Gobierno plena visibilidad y participación en las decisiones que afecten a las minas; va a ser una alianza no solo en espíritu, sino también en la práctica”.

El acuerdo sirve para poner fin a un enfrentamiento que entre Tanzania y Acacia Mining, la filial de Barrick, que comenzó en 2017. El Gobierno de Tanzania prohibió la exportación de metales sin procesar por parte de las compañías mineras, y reclamó a la minera 190.000 millones de dólares en concepto de impuestos, una cantidad desorbitada que equivalía a su beneficio de dos siglos.

Para solucionar el conflicto, después de casi dos años de negociaciones con el Gobierno de Tanzania y ante el veto de éste a Acacia Mining, Barrick Gold decidió adquirir las restantes acciones de la filial.

Salir de la versión móvil