Icono del sitio Oroinformación

Los nuevos AirPods de Apple, convertidos en una joya de oro de 18 quilates

AirPods de oro

Los amantes del lujo no reparan en gastos a la hora de adquirir los últimos y más modernos dispositivos tecnológicos, con el toque de exclusividad que proporcionan los metales preciosos. Por eso, hay empresas especializadas en modificar estos productos para acomodarlos a los gustos de los más ricos. Otra cosa es el estilo…

La compañía rusa Caviar, especializada en productos exclusivos de lujo, ha vendido toda su producción de uno de sus últimas novedades: el último modelo de AirPods de Apple, bañados en oro de 18 quilates. Un dispositivo exclusivo con un precio de venta de 67.280 dólares (unos 61.000 euros), que se ha agotado en apenas unas semanas, desde su lanzamiento en octubre pasado.

Los AirPods Pro de oro son exactamente iguales que el producto original de Apple: cuentan con almohadillas de silicona flexible para adaptarse a los oídos de los usuarios, son resistentes al agua y al sudor, cuentan con un sistema de cancelación del ruido exterior (una de las principales novedades con respecto al primer modelo lanzado por Apple) y una batería de mayor duración.

Es decir, las mismas prestaciones, pero con un revestimiento de oro de 18 quilates (75% de pureza), tanto en los auriculares como en el estuche, que es lo que justifica que cuesten unas 220 veces más que los originales de la firma de Cupertino (California, EEUU).

Otras versiones más modestas de los AirPods ofrecidos por la compañía rusa son unos auriculares negros cuya funda está revestida de piel de serpiente pitón (1.550 dólares); otra versión en verde, con el estuche en piel de cocodrilo (1.550 dólares); o una en cristal blanco (1.320 dólares).

Todo ello destinado a un público amante del lujo y la exclusividad, dos características que desde siempre se han asociados a los metales preciosos y, en especial, al más noble de todos ellos: el oro.

Salir de la versión móvil