Icono del sitio Oroinformación

Multa para Deutsche Bank por manipular el mercado de metales preciosos

Traders de Deutsche Bank

Deutsche Bank pagará una multa de 30 millones de dólares para resolver los cargos de manipulación de los mercados de futuros de metales preciosos, tras la investigación y posterior denuncia por parte de la Commodity Futures Trade Commission estadounidense.

Deutsche Bank AG y Deutsche Bank Securities Inc tendrán que pagar una sanción monetaria civil equivalente a 30 millones de dólares, para lograr que la Commodity Futures Trade Commission (CFTC), agencia independiente estadounidense que regula los mercados de futuros y opciones, retire los cargos de manipulación, intento de manipulación y ‘spoofing’ en los mercados de futuros de metales preciosos.

El ‘spoofing’ es una mala práctica financiera que consiste en introducir de mala fe una orden de compra o venta, a sabiendas de que no se va a ejecutar, con la intención de incitar a otros participantes en el mercado a invertir para, cuando lo han hecho, cancelar esas posiciones y aprovecharse del engaño.

Según la CFTC, entre febrero de 2008 y septiembre de 2014, Deutsche Bank estuvo involucrado en un plan para manipular el precio de los contratos de futuros de metales preciosos, por medio de diversas técnicas de ‘spoofing’ de los contratos negociados en el Comex.

En palabras James McDonald, director ejecutivo de la CFTC“esta acción es la prueba de que la Comisión va a perseguir con determinación a las entidades que manipulan nuestros mercados”.

La denuncia pone de manifiesto cómo los traders, tanto de forma individual como coordinada, introducían órdenes de compra o venta de contratos de futuros de metales preciosos, con la intención de cancelarlas antes de su ejecución. Las órdenes se cancelaban después de introducir otras órdenes menores de compra o venta en el lado contrario del mismo mercado.

El objetivo de estas operaciones realizadas por los traders era crear la falsa apariencia de profundidad del mercado (“market depth”, o capacidad del mercado de absorber voluminosas órdenes de compra o venta sin que afecten al precio del activo) y hacer creer que existía un mayor interés por vender o comprar del que en realidad había.

Según la denuncia de la CFTC, Deutsche Bank, por medio de la actividad de los traders, trataba y a veces conseguía manipular el precio de los contratos de futuros de metales preciosos y se beneficiaba de los precios artificiales creados por dicha manipulación.

La denuncia también señala que Deutsche Bank Securities Inc incumplió su misión de supervisar las operaciones: a pesar de que sus sistemas de vigilancia electrónica habían detectado posibles actividades contrarias a las buenas prácticas, no procedió a investigar los casos sospechosos.

Además, desde la CFTC consideran que en varias ocasiones entre diciembre de 2009 y febrero de 2012, Deutsche Bank AG, por medio de uno de sus traders de Singapur, introdujo y ejecutó órdenes destinadas a manipular el precio de los contratos de futuros de metales preciosos, con el objetivo de provocar que se pusieran en marcha las órdenes de ‘stop loss’ de los clientes, en beneficio de su propietario.

Estas actividades violan la Commodity Exchange Act, por lo que la CFTC, además de imponer una multa de 30 millones de dólares a Deutsche Bank, le ordena que desista de seguir violando la ley y adopte las medidas necesarias para implementar programas de formación, sistemas de detección y controles que eviten la práctica del ‘spoofing’ por parte de su personal.

A pesar de la cuantía de la multa, ésta ha sido notablemente reducida por la CFTC debido a la voluntad de cooperación en el esclarecimiento de los hechos mostrada por Deutsche Bank.

Salir de la versión móvil