Icono del sitio Oroinformación

Razones del “amor” y «desamor” de India sobre el oro como patrimonio familiar

«Es posible que los indios se estén enamorando del oro», asegura un post de redes sociales del gigante emergente desde las orillas del Ganges. «¿Y por qué…”, reaccionaron los asiduos a esa tribuna hasta que instantes después llegó una respuesta: “Se calcula que los hogares indios tienen una reserva de oro por un valor de 800 mil millones de dólares… Sin embargo, el mercado no ha sido tan saludable hasta ahora como lo fue antes”. Esa debe ser la clave, que el mercado vuelve a generar movimientos.

Una y otra vez, los principales medios de comunicación afirman que India está «perdiendo el amor por el oro», escribe Adrian Ash en BullionVault.  Lo dicen tan a menudo, que los inversores se preguntan a quién intentan convencer: por ejemplo, “The Times of India” lo dijo en 2012, luego en 2014 fue “Business Today”. En 2016 fue el turno del “Financial Times”, y el verano pasado fue “Bloomberg”.

Las compras del metal dorado cayeron alrededor de una quinta parte desde su pico más alto en 2010. La razón se sustenta en una Rupia débil, un alto precio del oro y modas cambiantes en la sociedad india, además de la crudeza de los monzones sobre las cosechas agrícolas jugaron un papel desestabilizador.

El cambio en las modas de joyería, por un lado, y las ganancias en el mercado de valores por otro, impulsaron el “desamor”.

Históricamente India fue la nación consumidora número uno de oro desde al menos el siglo I a.C., en época del Imperio Kushan. Ahora, en 2019, se encuentra en segundo lugar detrás de China, mientras que en cuanto al puesto que ocupa en la actualidad en países con mayor número de reservas de oro en sus bancos centrales, India ocupa el 9º lugar, con 612,6 toneladas.

Mientras tanto, la caída de la Rupia a nuevos mínimos históricos ha sido seguida por los precios mundiales más altos del oro desde 201,2 fuera del dólar estadounidense. Más “desamor”. Además, las piezas más livianas se están volviendo más populares entre los compradores de joyas.

Sí, como dice “The Economist”, la demanda de oro de los hogares en la India se ha retirado desde 2010 de acuerdo con los mejores datos disponibles, aportados por analistas especializados como Metals Focus para el World Gold Council respaldado por la industria minera.

Sin embargo, con un pico de casi 1.000 toneladas, la compra de oro de ese año marcó un aumento histórico para la India, superando incluso los picos de precios bajos de finales de los años 90, cuando las monedas de oro y la compra de lingotes se sumaron a la demanda acumulada retrasada por la crisis económica mundial de 2009.

Ignorando ese aumento en 2010, y fue un aumento, ya sea contra los 5.000 años de historia de oro de la India o solo en el último medio siglo, las 760 toneladas de la demanda de consumo de la India estimada para 2018 supuso solo un 7,0% por debajo de los 5 años anteriores.

La cantidad de oro comprada por el habitante medio de la segunda nación más poblada del mundo (1.300 millones de personas) experimentó un aumento histórico en 2010, apenas por encima de los 0,8 gramos. Con un aumento de la población de la India del 10% desde entonces, la demanda de oro per cápita en 2018 se mantuvo por debajo de 0,6 gramos por tercer año consecutivo, según las cifras de WGC / Metals Focus.

De hecho, la demanda de oro de la India superó a todas las demás 15 naciones en 2018 en una base per cápita, a pesar de que India llegó al número 164 en la tabla del PIB per cápita del Banco Mundial en términos de dólares estadounidenses. Entonces, si nos fijamos en la demanda de oro en los hogares como un porcentaje de la producción económica por persona, India lideró el mundo, una vez más, con un gasto del 1,2%.

Vuelve a haber “amor” en India.

Salir de la versión móvil