Icono del sitio Oroinformación

Siguen las fusiones en la industria minera del oro: Agnico Eagle compra Kirkland Lake

Logos de Kirkland Lake y Agnico Eagle

Tras unos meses de escasa actividad debido a la pandemia, las fusiones y adquisiciones han vuelto al mercado internacional del oro, con el anuncio de la creación de un nuevo gigante minero en Canadá, con la compra de Kirkland Lake Gold por parte de la minera Agnico Eagle.

La llamada ‘fusión entre iguales’ se anunció públicamente el martes, 28 de septiembre, y supone la adquisición, mediante intercambio de acciones, de la compañía minera canadiense Kirkland Lake Gold por parte de Agnico Eagle.

Según los detalles de la operación, publicados por el portal especializado en minería Mining Weekly, los accionistas de Kirkland Lake recibirán 0,7935 acciones de Agnico Eagle por cada una de las suyas, por lo que éstas se valoran a 50,63 dólares canadienses (39,91 dólares USA).

La fusión dará origen a una nueva Agnico Eagle, con una capitalización bursátil de 24.000 millones de dólares. Los accionistas de la actual Agnico Eagle controlarán el 54%, mientras que los de Kirkland Lake tendrán el 46% restante.

La compañía resultante será uno de los productores de oro más importantes del mundo, con costes muy bajos, márgenes altos, un perfil de riesgo muy favorable y las mejores prácticas de la industria en las áreas medioambiental, social y de buen gobierno.

Sus activos principales se centran en el nordeste de Ontario y en el noroeste de Quebec, además de ser la única compañía de oro presente en Nunavut (Canadá). En el área internacional, está presente también en Australia, Finlandia y México.

Si la fusión concluye como se espera, la compañía resultante contará con más de 2.300 millones de dólares de liquidez, unas reservas de más de 48 millones de onzas de oro (1.493 Tm) y una amplia cartera de proyectos en explotación y en desarrollo. Su producción conjunta prevista para este año es de 3,4 millones de onzas de oro (105,75 Tm).

En cuanto a sus directivos, el actual CEO de Agnico Eagle, Sean Boyd, será el presidente ejecutivo del Consejo, mientras que el CEO de Kirkland Lake, Tom Makuch, será el CEO de la compañía resultante.

Según Boyd, “esta fusión supone el inicio de un nuevo capítulo en la historia de Agnico Eagle, que dura ya 64 años, y permite crear la compañía líder en cuanto a bajo riesgo en el mercado global del oro, con una producción creciente, costes bajos y un fuerte liderazgo en el área medioambiental, social y corporativa”.

En palabras de Tom Makuck, “la operación es una auténtica fusión entre iguales, y la compañía resultante se va a beneficiar de la fortaleza financiera de ambas, mientras que la extensa cartera de proyectos en desarrollo y exploración va a asegurar el crecimiento futuro, además de contar con importantes sinergias operativas y estratégicas en el corredor de Abitibi (Quebec, Canadá). Se trata de la operación adecuada para nuestra compañía y sus accionistas, nuestra gente, las comunidades donde trabajamos y todos los grupos de interés”.

Salir de la versión móvil