Icono del sitio Oroinformación

Suiza importó oro de Rusia en mayo, por primera vez desde la invasión de Ucrania

Lingote de doré de una mina de oro de Rusia

Por primera vez desde que se produjo la invasión de Ucrania por parte de Rusia, Suiza ha importado en mayo oro procedente de este país. Una circunstancia que, según los expertos, podría demostrar que se está suavizando la postura de la industria mundial del oro respecto a Rusia.

Según los últimos datos publicados por la Oficina Federal de Aduanas y Seguridad Fronteriza de Suiza, el país importó en mayo más de tres toneladas de oro procedente de Rusia, en lo que constituye la primera compra por parte de la Confederación Helvética desde que este país invadió Ucrania, a finales del pasado mes de febrero, que es cuando se había registrado el último envío de oro ruso.

El oro procedente de Rusia representa un 2% de las importaciones totales en mayo por parte de Suiza, país que alberga las principales refinerías mundiales de oro. Como explican desde Bloomberg, este hecho podría interpretarse como un cambio de postura de la industria mundial del oro respecto al metal procedente de Rusia.

Hay que recordar que la mayoría de las refinerías que operan en la Confederación Helvética se apresuraron a anunciar que no aceptarían oro procedente de Rusia, después de que la London Bullion Market Association (LBMA) excluyera de su lista de refinerías acreditadas a las que operaban en Rusia.

Aunque la medida supuso la prohibición ‘de facto’ de la presencia del oro ruso en el mercado londinense, uno de los mayores del mundo, la LBMA no prohibía de manera específica que el oro ruso fuera procesado en otras refinerías. Y Suiza es el país que alberga a las cuatro mayores refinerías mundiales (MKS PAMP, Metalor, Argor-Heraeus y Valcambi), que acaparan cerca de dos tercios del oro mundial.

Sin embargo, desde estas refinerías se han apresurado a desmentir que hubieran procesado metal precioso procedente de Rusia.

Muchos compradores siguen desconfiando de los metales preciosos rusos, incluyendo los lingotes que se fabricaron antes de la guerra de Ucrania y que pueden comercializarse sin restricciones en los mercados internacionales.

En el caso del paladio, las restricciones en el suministro procedente de Rusia (el mayor productor mundial), ha provocado distorsiones entre el precio del metal en el mercado al contado de Londres y el de los contratos de futuros en Nueva York.

Suiza, por su parte, está importando pequeñas cantidades de paladio ruso desde el pasado mes de abril.

Salir de la versión móvil