Icono del sitio Oroinformación

Una onza de oro permite comprar 93 litros de cerveza bávara en 2019, según Incrementum

Jarra de cerveza bávara

El índice oro/cerveza sigue subiendo. Según el último estudio de la gestora de patrimonios luxemburguesa Incrementum AG, una onza de oro permitirá comprar hasta 93 litros de cerveza en la próxima Oktoberfest de Munich.

La gestora de patrimonios con sede en Luxemburgo Incrementum AG ha vuelto a incluir en su informe anual In Gold We Trust el llamado índice oro/cerveza, que revisa anualmente para verificar el incremento de poder adquisitivo del oro así como el impacto de la inflación.

Se trata de un estudio similar al que otras compañías realizan sobre el poder adquisitivo y la inflación en diversos países, a partir del precio de una hamburguesa o un refresco de cola.

En el caso de la cerveza, la ratio pone en relación una onza troy de oro (31,10 gramos) con la medida de cerveza utilizada en la Oktoberfest de Munich, llamada “Mass” y equivalente, aproximadamente, a un litro.

Según su último informe, publicado a finales de mayo, en la última edición de la fiesta de la cerveza muniquesa, el “Mass” costaba 11,50 euros. Una cantidad notablemente superior que los 82 céntimos de euro que, al cambio, costaba la misma medida en el año 1950. Desde esa fecha, la tasa de inflación anual de la cerveza ha sido del 4,0%.

En cuanto a este año, con la cotización actual, la onza de oro permitiría comprar 93 “Mass” de cerveza bávara. Teniendo en cuenta que la media histórica de esta ratio ha sido de 88, desde Incrementum aseguran que “el poder adquisitivo de cerveza” que actualmente tiene el oro se encuentra por encima de la media a largo plazo.

Sin embargo, la cifra aún está muy alejada de la máxima histórica, que se elevó hasta los 227 litros de cerveza por onza de oro en el año 1980, “una cifra que no descartamos que se vuelva a registrar”.

Desde la compañía de inversión advierten que “aunque el consumo de una onza de oro en forma de cerveza bávara sea muy deseable, cada lector debe decidir por sí mismo. El hecho de que el poder adquisitivo del oro pueda causar dolores de cabeza motivados por los efluvios alcohólicos no es el objetivo de quienes han ideado este experimento”.

Salir de la versión móvil